El tranvía amarillo es un pequeño comercio local, situado en el centro de Güéjar Sierra donde encontrar información turística acerca del patrimonio natural y cultural de nuestro entorno. También puedes adquirir souvenires, artículos textiles y artesanía local, para llevarte a casa un bonito recuerdo de tu estancia en Sierra Nevada.
Ven a vernos en Genil 24.

For information about Güéjar Sierra, its cultural heritage and surrounding landscapes, come to the Yellow Tram, our small shop located in the center of the village. Here you´ll find suggested activities for all times of year, as well as souvenirs, textiles and handicrafts to remind you of your stay in Sierra Nevada.
Visit us at Genil 24.

viernes, 21 de noviembre de 2014

Mujeres poetas de Al Andalus, hoy en Güéjar

_el hallazgo: la palabra femenina de la erudita Al-Andalus_
Hace ya más de diez siglos las mujeres de Al-Andalus dejaron su legado por escrito, dando fe de su paso por el mundo. No todas, sólo algunas; las que encontraron, en una sociedad donde el poder era reservado para ellos, un campo abierto en la poesía. Una carta blanca para llevar una vida sin límites, para ser personajes influyentes, mujeres descaradas, malvadas y amantes, princesas y vividoras, damas bienhechoras o vengativas, en definitiva, libres para elegir su destino. Un destino y una libertad imposibles en otro lugar de ese tiempo ni de esa geografía


Con este sugerente texto comenzaba el recital Velo y Pluma, a cargo de la cantaora y actriz ConchaMedina, que nos ha transportado un milenio atrás para descubrirnos a alguna de estas fascinantes mujeres artistas andalusíes de entre los siglos IX y XIII. Nos ha leído algunos de sus textos o los ha cantado adaptándolos a palos del flamenco, como esta zambra, con los textos de la granaína  Hassana At-Taminiya Bint Abu-Majsí (s.IX)



Pasajes de las hermanas Hamda y Zaynab, de Guadix, representantes de la poesía más elegante y descriptiva que nos transporta a las riberas accitanas. La cordobesa Wallada con sus amores velados. O la atrevida Nazhun (Granada s.XII), que debía ser la Maruja Mallo de la época: irreverente y divertida.


Otras se me quedan en el tintero, difícil recordar sus nombres. Como difícil es encontrar en la historiografía a las miles de mujeres insignes (que las hubo) cuyo legado se borró, se quemó (fueron grandes calígrafas), o se invisibilizó. 


La historia de las mujeres es parte de nuestra historia, la mitad nada menos, tenemos el deber de recuperarlas y la alegría de hacerlo con propuestas culturales tan interesantes como la de hoy. Cómo me hubiera gustado ver a algún participante masculino más, ¿o es que seguimos pensando que esto es "cosa de mujeres"?. 
Animamos a seguir participando en los actos de esta semana de condena hacia la violencia de género y desde el Tranvía Amarillo nos sumamos con contundencia a su repulsa.

1 comentario: